Campaña #RESPIRASINVIOLENCIA Previous item Afectaciones del COVID-19... Next item Avanza el Programa...

Campaña #RESPIRASINVIOLENCIA

Por: Camila De Vengoechea
Directora Fundamorgan
 

Desde hace diez años en Panamá, la violencia doméstica ha marcado como el primer y segundo delito de mayor incidencia. El Programa de Asistencia Legal Comunitaria de Fundamorgan tiene 13 años de existir y su misión es la de brindar atención y representación legal sin cobro de honorarios profesionales en procesos penales y de familia, a mujeres víctimas de violencia doméstica, que generen recursos inferiores a $800.00 mensuales.

Varios estudios confirman que, con el confinamiento, la violencia doméstica incrementa. Como consecuencia, durante estos últimos meses, aunque no atendimos nuevos casos debido a la suspensión de audiencias, términos y diligencias procesales por parte del Órgano Judicial; sí atendimos consultas de manera virtual y telefónica a través de nuestro equipo de abogados: una especialista en violencia doméstica y otro experto en derecho de familia para casos de reglamentaciones de visitas, pensiones alimenticias, y sus derivados.

Durante esta pandemia la mujer ha sido afectada en varios frentes, por lo que decidimos lanzar para este mes de julio una campaña en redes titulada #RESPIRASINVIOLENCIA con el objetivo de educar sobre el impacto que tiene la COVID-19 en las mujeres, además de información de interés para víctimas de violencia como dónde llamar, dónde acudir, etc. La campaña también resaltará el proyecto que hicimos en alianza con la Fundación Avon para la Mujer, donde 82 mujeres en situación de vulnerabilidad se le otorgaron los materiales para la confección de mascarillas respiratorias. Todas estas mujeres son beneficiarias de fundaciones aliadas como TECHO, MNG, United Way Panamá, Calicanto, RET, entre otras. Al finalizar el proyecto esperamos contar con caso 11,000 mascarillas, de las cuales algunas serán vendidas y en otras donadas a sus familiares o comunidad. Con el primer grupo se hicieron un total de 2,796 mascarillas, resultando en la venta de 1,856 de ella y las otras 870 se donaron (pendientes otras por vender). Las donaciones se hicieron principalmente en sus comunidades y/o a familiares, amigos, vecinos, Centros de Salud (personal), iglesias, albergues de ancianos, vendedores ambulantes y trabajadores públicos, entre otros. La solidaridad fue el eje común de estas mujeres; aquí les compartimos algunas de sus experiencias:

M.M. del programa Enlaces

“Mi experiencia muy buena, agradecida por la oportunidad de aprendizaje ya que con este proyecto también se ha podido ayudar por medio de donación a personas que no pueden adquirir una mascarilla”

K.M de Fundamorgan

“Me ha gustado mucho esta experiencia y agradezco mucho la donación que nos han hecho para poder generar ingresos en estos tiempos tan difíciles, me siento muy animada porque aparte de generar algo, me entretiene mucho y me desestresa y evito estar pensando tanto en los problemas”

S.R de RET de las Américas

“Estoy muy contenta con este proyecto, me ha ayudado mucho a mí y a mi familia, he podido pagar la luz y el agua y comprar la leche del bebe. Además, he podido ayudar a otras familias”.

Recursos

Recursos